ESPEJOS RETROVISORES CON CÁMARA, ¿SÍ, O NO? DESPEJAMOS TUS DUDAS

Los retrovisores con cámara se están haciendo un hueco en el diseño de nuevos automóviles. En Honda hemos sido pioneros incorporándolos como equipamiento de serie en el Honda e y lo que en un principio parecía propio de una película de espías, parece que se puede consolidar como una alternativa para los coches de alta gama. Para que te vayas familiarizando con ellos te contamos sus principales ventajas e inconvenientes.

17 de agosto de 2023

Empecemos con la principal diferencia respecto a los retrovisores tradicionales: mientras que en los tradicionales ves reflejado lo que sucede a través del espejo, en los electrónicos lo ves a través de las pantallas del monitor, incorporadas en cada una de las puertas delanteras. Así, con estos dispositivos electrónicos el conductor puede ver las áreas traseras y laterales del vehículo, ganando visibilidad.

Siguiendo en la línea de las ventajas, los monitores quedan más próximos al campo visual del conductor, por lo que éste gana tiempo para prestar atención a lo importante: la carretera. Otro punto de valor añadido es que estéticamente van en línea con la tendencia minimalista. Su reducido tamaño dota al vehículo de una mejor aerodinámica, lo que se traduce en menos ruido y menos consumo, un plus.

¿Por qué conformarse con menos pudiendo tener más? Siempre sí a una mayor seguridad. Despídete de los ángulos muertos y goza de una visibilidad superior. Esto es una ventaja evidente a la hora de aparcar, ya que facilita los movimientos marcha atrás. Pero con los retrovisores electrónicos se da un paso más, y es que permiten hacer zoom y conocer distancias exactas. Además, con el modo nocturno se amplía el campo de visión en zonas poco iluminadas, lo que mejora enormemente la conducción.

Sin embargo, no todas las voces suenan a su favor. Algunos usuarios consideran que a pesar de la visión nocturna los deslumbramientos son frecuentes, así como que los vehículos con faros producen un efecto estroboscópico que puede resultar molesto a la hora de conducir. Por último, cabe mencionar que incorporarlos a tu vehículo sube el precio, tanto en el momento de la compra como en una posible posterior reparación.

Nuestra experiencia con el eléctrico urbano Honda e, pionero equipando cámaras que transmiten imágenes traseras en tiempo real a las dos pantallas de seis pulgadas situadas en el interior del vehículo, a ambos lados del salpicadero, a modo de retrovisor, nos permite valorar muy positivamente esta innovación. No obstante, sabemos que hay hábitos que cuesta substituir.

Y tú, ¿qué opinas?