HONDA, BMW Y FORD SE ALÍAN PARA QUE CARGAR VEHÍCULOS ELÉCTRICOS SEA MÁS FÁCIL CON CHARGESCAPE

ChargeScape es la empresa creada por Honda, BMW y Ford que conecta en una única plataforma a compañías eléctricas, fabricantes de automóviles y usuarios de coches eléctricos. Los coches eléctricos y sus usuarios en el centro de una estrategia de movilidad sostenible, de gestión de las redes y de optimización de las energías renovables.

19 de octubre de 2023

ChargeScape va a ofrecer a los clientes de vehículos eléctricos ventajas económicas mediante servicios de red, facilitando que reduzcan su huella de carbono personal y favorecer la estabilidad de la red y maximizar el uso de energías renovables.

Esta nueva empresa quiere explotar todo el potencial que aporta la tecnología de los vehículos eléctricos en beneficio de sus tres principales públicos: sus usuarios, los fabricantes de automóviles y las compañías eléctricas. Esto es posible gracias a años de investigación intersectorial en torno a la Open Vehicle-Grid Integration Platform (OVGIP).


ChargeScape, un win-win

El resultado será innovación en la gestión de las redes eléctricas que beneficiarán a todos los actores que las utilizan y que dependerán de ellas, un home run en toda regla. En primer lugar, permitirá a los clientes de vehículos eléctricos obtener beneficios económicos a través de servicios de recarga gestionada y de uso compartido de la energía nunca vistos. Por ejemplo, los usuarios podrán sacar partido recargando en ‘horas favorables a la red’ y compartir la energía almacenada en sus baterías en los momentos de máxima demanda a través de aplicaciones del vehículo a red (V2G).

Por su parte, permitirá a las empresas eléctricas acceder a la energía de las baterías de un amplio parque de vehículos eléctricos, así como su uso inteligente proporcionando de forma segura datos energéticos tanto a compañías eléctricas como a operadores de sistemas. Los vehículos serán un elemento relevante a la hora de proporcionar estabilidad a un sistema eléctrico basado en energías renovables.

El imparable aumento de todo lo referente al vehículo eléctrico conlleva, efectivamente, más coches eléctricos en la carretera y, por lo tanto, nuevos retos en cuanto a la red eléctrica que ChargeScape busca satisfacer. Por ello, su objetivo pasa también por ofrecer servicios de gestión de la energía que contribuyan a la resistencia de la red, a la vez que se anticipa al futuro de las funciones V2G, que beneficiarán tanto a los clientes de vehículos eléctricos como a las compañías eléctricas.


La red del futuro

La sostenibilidad es uno de los ejes del presente y del futuro y siendo muy consciente de ello, la empresa contribuirá a la descarbonización de la red con el uso de electricidad procedente de energías renovables. Y, a su vez, con su uso, los clientes reducirán su huella de carbono personal, un plus para todos, incluido el planeta.

ChargeScape ofrecerá una programación de carga gestionada a través de la conectividad de los vehículos sin necesidad de estaciones de carga con Wi-Fi. Esto ayudará a los clientes de vehículos eléctricos que no utilizan cargadores inteligentes en casa, ya que de otra manera no podrían acceder a los servicios. Y, por último, pero no menos importante, acabará con la necesidad de integraciones individuales entre cada marca de automóviles y compañías eléctricas.

Se espera que la empresa, con el cierre de la operación y posterior constitución pendientes, esté operativa a principios de 2024 en Estados Unidos y Canadá. Honda está comprometida a ofrecer a sus clientes lo mejor de lo mejor y, en esta ocasión, se alía con BMW y Ford para hacer realidad nuestros deseos.