LA ADVERSIDAD NO PUEDE CON VERSTAPPEN EN MIAMI

El Gran Premio de Miami dejó huella en el calendario de la Fórmula 1 de esta temporada: Max no estaba en lo más alto del cajón. Este hecho humaniza al piloto holandés y añade méritos al dominio de los bólidos del Oracle Red Bull en el campeonato.

6 de mayo de 2024

A pesar de no lograr la victoria, Max Verstappen amplió su liderazgo en el campeonato después de una impresionante carrera que culminó en el segundo lugar, detrás del ganador del día, Lando Norris, que ingresa en el club de los pilotos que han ganado una prueba de Fórmula 1.

El circuito de Miami, famoso por su combinación de altas temperaturas y curvas exigentes, fue el escenario de una batalla intensa donde Verstappen tomó la delantera en las primeras fases de la carrera. Sin embargo, tras unas vueltas marcadas por el Safety Car, Norris tomó el liderato. Verstappen, con problemas de balance en su vehículo y un daño en el piso que se detectó posteriormente, luchó por mantener el ritmo y pudo finalizar tras Norris y por delante de Charles Leclerc. Sergio Pérez, compañero de equipo de Verstappen, también tuvo dificultades similares con el balance de su coche y finalizó en quinto lugar, lo que permitió a Verstappen extender su ventaja sobre el mexicano a 35 puntos en la clasificación de pilotos del campeonato. Tsunoda, con una conducción magistral, firma una carrera para enmarcar. La jornada tuvo otro protagonista destacado, el piloto japonés Yuki Tsunoda de Visa Cash App RB, que brindó una de las actuaciones más brillantes del día, llevando su VARCB 01 a un séptimo lugar, el mejor de la temporada, después de una serie de maniobras inteligentes y una consucción contundente y ambiciosa que lo han situado en el top 10 del campeonato, justo por detrás de Lewis Hamilton. Por su parte su compañero de escudería, Daniel Ricciardo, terminó en la quinceava posición al no poder sacar el máximo rendimiento a su coche y superar los puntos con excesivo tráfico.

La competición vuelve a Europa con el Gran Premio de Emilia-Romagna, el feudo de Ferrari. Vencer será todo un reto para los Red Bull en este trazado de casi cinco kilómetros.