Honda celebra 25 años de éxitos como pionera en híbridos con el lanzamiento del Prelude Concept

Honda celebra 25 años en el mercado de los vehículos híbridos con el debut en Europa del Prelude Concept, y antes de su presentación en el Goodwood Festival of Speed, que se celebrará entre el 11 y el 14 de julio, confirma que el modelo de producción volverá a estar disponible en la región europea.

8 de julio de 2024

Tras la presentación del prototipo en el Japan Mobility Show el año pasado, el Prelude está listo para ofrecer el equilibrio perfecto entre un estimulante placer de conducir y un nivel de eficiencia excepcional, plasmando el compromiso a largo plazo de Honda con la electrificación, y todo ello en un vehículo elegante y dinámico.

El Prelude original llegó a Europa hace 45 años y sirvió como emocionante escaparate de la tecnología de vanguardia y las altas prestaciones de Honda durante cinco generaciones, hasta 2001. El nuevo Prelude promete ser el merecido retorno del icónico modelo, ya que ofrece una atractiva combinación de estilo y sofisticación, junto con un sistema de propulsión híbrido.

El nombre "Prelude" hace referencia a la introducción de una pieza musical y sirve para posicionar el automóvil como precursor de futuros modelos que encarnan el compromiso de Honda con las prestaciones deportivas, haciendo patente su objetivo de ofrecer el "placer de conducir" a sus clientes en Europa.

Tomoyuki Yamagami, ingeniero jefe y Large Project Leader de Honda Motor, explica: "El nuevo Prelude no solo supone el capítulo más reciente de nuestra historia en el segmento de los híbridos, que sigue en constante evolución, sino que también es el producto de 25 años de investigación y desarrollo como pioneros en materia de hibridación". "El modelo mantiene su ADN deportivo y combina a la perfección la eficiencia y las ventajas medioambientales de la conducción electrificada con una experiencia emocionante al volante, lo que permite al usuario abstraerse de su vida cotidiana disfrutando aún más del auténtico placer de conducir".

"Además, el Prelude es una prueba evidente de la importancia que adquieren los sistemas de propulsión híbridos en la estrategia de electrificación de Honda: un paso clave hacia nuestro compromiso de que el 100 % de las ventas de vehículos nuevos sean eléctricos de batería o de pila de combustible de hidrógeno para 2040".

25 años de rendimiento híbrido
Este año Honda celebra un cuarto de siglo de experiencia pionera en el segmento de los híbridos, que inauguramos con el revolucionario Insight coupé: el primer modelo híbrido producido en serie en Europa en 1999. Desde entonces, Honda ha sido pionera en el desarrollo de la tecnología de propulsión gasolina-eléctrica, con una gama de modelos que han ayudado a los conductores a realizar una transición más suave, cómoda y rentable hacia un futuro electrificado.

Tras la llegada del Insight, Honda lanzó el Civic IMA en 2003, que combinaba una transmisión variable continua (CVT) con un motor i-VTEC de 1,3 litros y 4 cilindros y un motor eléctrico de 20 caballos para ofrecer una mayor eficiencia de combustible. Siete años más tarde se presentó el CR-Z, que combinaba el exclusivo sistema híbrido paralelo IMA de Honda con un motor de gasolina de 1,5 litros y una transmisión manual para ofrecer un equilibrio ideal entre una conducción dinámica y el ahorro de combustible.

En 2011, el Jazz Hybrid siguió ofreciendo la funcionalidad por la que era conocido, incluidos los asientos multiconfigurables Honda Magic Seats y 300 litros de espacio en el maletero, gracias a la naturaleza compacta del sistema híbrido IMA de Honda. Cinco años más tarde, con la llegada del NSX, se introdujo en el segmento de los superdeportivos el sistema de propulsión híbrida con tracción a las cuatro ruedas más avanzado tecnológicamente del momento.

En la actualidad, la gama de automóviles Honda está totalmente electrificada: Jazz, Civic, HR-V, ZR-V y CR-V están equipados de serie con el sistema híbrido e:HEV. Incorporando sistemas de propulsión avanzados que permiten cambiar de forma dinámica entre el modo eléctrico, híbrido y combustión sin la intervención del conductor, todos combinan una facilidad de uso excepcional con una experiencia de conducción gratificante, además de ofrecer unos niveles de eficiencia y emisiones altamente competitivos.